24 de abril de 2018

Ideas para poner a tono tu casa en arriendo

Descripción

Por mucho que nos guste la decoración, lo cierto es que hasta que no conseguimos vivir en la que será nuestra casa definitiva, es complicado obtener una decoración totalmente afín a nuestros gustos. Pero aunque sea complicado, debemos conseguir que esa casa en arriendo en la que ahora vivimos, sea nuestra casa, nuestro nido, nuestro dulce hogar. Pero, ¿cómo lo hacemos?

 

Aquí les dejamos una serie de ideas con las que sentirás que cada rincón de tu nueva vivienda en arriendo te pertenece. Hay opciones para todos los bolsillos y situaciones, dependiendo de hasta dónde quieras o puedas implicarte. Ideas reversibles, ¿te animas?

 

Disimula el texturado de las paredes

Lo más difícil es cuando entramos a la vivienda y vemos esas paredes anticuadas que inquietan, te atormentan y te perturban. Pero ¡stop! El texturado va a formar parte de tu vida durante un tiempo, pero no tiene por qué ser el protagonista de tu casa. El blanco da luz y hace más amplios los espacios. En el caso del texturado, te ayudará a quitarle protagonismo a las paredes de la casa. Utilizando pintura con acabado mate, los dichosos grumos serán menos visibles. Las pinturas brillantes acentúan el relieve de la pared reflejando las rugosidades. El mejor truco, tras haber pintado de blanco la pared, es aplicar los toques de color a los muebles o a los complementos decorativos como telas, jarrones, cojines…

 

Customiza el baño

No podemos cambiar la tina y los muebles, pero sí que podemos cambiar todos los accesorios y dotar al baño de personalidad propia. Cambiar el aspecto anticuado del baño o modernizar una cocina con azulejos de los sesenta, pero no precisamente de los bonitos, es mucho más sencillo de lo que piensas y no hace falta gastar tanto dinero. Con lo barata que es la pintura, podemos darle una segunda oportunidad a nuestro baño. Existen esmaltes específicos para pintar azulejos y cambiar por completo la apariencia del baño, pinturas que se diferencian del resto por la adherencia y dureza del acabado. ¿Te atreves a usar este tipo de pinturas para darle un aire actual a tu nuevo hogar?

 

Segunda oportunidad a los muebles de cocina

Estrenar cocina es muy complicado si vives de arriendo. Una medida muy sencilla y efectiva es utilizar vinilo y forrar los muebles, así podrás restaurarlos de una manera muy creativa y una vez dejes esa casa, podrás retirarlos. Se trata de una solución low cost para renovar tu cocina y darle un aire distinto. En pocas horas conseguirás cambiar radicalmente su aspecto. La superficie tiene que estar limpia y libre de ceras, grasas, polvo, etc. para ello lo mejor es limpiarla con alcohol de quemar. La aplicación del vinilo puede ser en seco o en húmedo. Por último, utiliza aire caliente sobre el vinilo para las partes sobresalientes y los huecos. ¡Un nuevo look fácil, rápido, y económico!

 

Paredes sin agujeros

En ocasiones no nos dejan perforar las paredes, pero no te preocupes, ¿quién dijo que los cuadros solo se pueden poner en las paredes? Si el propietario de la vivienda es muy estricto, no va querer en ningún caso que hagamos hoyos en las paredes para colgar cuadros y otras cosas. Una original manera de poner los cuadros en casa es colocarlos en el suelo, como lo lees, simplemente ¡déjalos en el suelo!

 

Pero si la idea de los cuadros en el suelo no te convence, puedes aprovechar las repisas o estantes para ponerlos.

 

Viva la naturaleza

Las plantas son algo que no puede faltar en una casa en arriendo. Son perfectas para darle calidez, vitalidad y color a tus habitaciones. Si quieres que aporten originalidad a tu decoración, combínalas con maceteros creativos: de cemento, con formas geométricas, en tarros de cristal, de madera, colgantes, etc…  ¡Voilá! Un hogar mucho más acogedor. Incluso puedes crear tu propio huerto en la cocina. ¿Un consejo? Para que tu decoración esté a la última, apuesta por los cactus. Además, este 2018 las plantas y los motivos vegetales toman especial importancia, pues también se lleva en textiles, cuadros y elementos decorativos.

 

Nueva vida al suelo

Cuando entras a una vivienda lo primero en lo que te fijas es en el suelo, a veces están en buen estado pero en ocasiones son muy antiguos o están en malas condiciones, ¿has pensado en un suelo vinílico? La instalación es sencilla y rápida, no hacen falta obras, las losetas autoadhesivas las puedes poner sobre cualquier tipo de superficie no porosa, siempre y cuando esté limpia, seca y nivelada. Son láminas de 2 mm que se adhieren al suelo existente y tienen un resultado espectacular.  Existen mil diseños, colores, texturas y acabados para que encuentres justo el estilo que buscas para tu hogar ¿Se puede pedir algo más?

 

Personaliza con vinilos

Muy atento a esta última idea que da vida a las puertas de un clóset recreando decoraciones clásicas a través de la cinta washi tape. Una puerta lisa es como un lienzo en blanco, con una buena idea como esta podemos cubrirla enterita con un motivo geométrico. Con esta técnica podrás diseñar tus propios motivos para conseguir un aire nuevo y actual en tus puertas. ¡Una idea súper divertida y original que podrás eliminar cuando te vayas de la vivienda!

 

fuente: habitissimo

Diseño Web - Posicionamiento Web