23 de agosto de 2017

Arrienda tu propiedad sin problema con estos consejos

Descripción

Al momento de arrendar, es importante conocer qué documentos o antecedentes se deben pedir, para evitar problemas más adelante.

Tener propiedades disponibles para arrendar es una forma factible de obtener ganancias, y a su vez, permite contar con seguridad económica de alguna manera. Durante los últimos años, el mercado de arriendo de inmuebles habitacionales ha crecido con gran auge. Esto se debe, quizás, a las dificultades que se presentan al momento de solicitar créditos para la obtención de viviendas propias, o la inseguridad con respecto a la situación económica, debido a su decaimiento.

Cuando decides arrendar tu propiedad, te encuentras expuesto a una serie de situaciones engorrosas, por ejemplo: que el arrendatario se marche sin previo aviso y dejando daños al inmobiliario en cuestión. Este tipo de escenarios pueden fácilmente evitarse con un poco de precaución, ya que no solo se produce la molestia al arrendador, sino que estas acciones incurren en actos ilegales si hay un contrato de por medio.

Puntos a considerar al momento de arrendar propiedades.

Para evitar pérdida de tiempo, arriesgarte a ser estafado, o protegerte en caso de daños a la propiedad, puedes seguir estos consejos efectivos al momento de arrendar tu propiedad.

En primera instancia, se recomienda dejar por escrito, y firmado ante un notario, las condiciones bajo las cuales se establece la relación de arrendador - arrendatario. De esta manera, ambas partes tienen un respaldo legal en caso de incumplimiento de alguna de las cláusulas.

Condiciones importantes al momento de hacer el contrato de arriendo.

Debe quedar claro en el contrato que el arrendatario será responsable de las instalaciones de la propiedad, y de su cumplimiento puntual del pago. Asimismo, se recomienda definir el uso que tendrá la propiedad en cuestión, y especificar la imposibilidad de sub-arrendar o realizar modificaciones significativas sin autorización.

Otros aspectos que se deben resaltar en el contrato, son: su duración, formas de aviso en caso de culminación de contrato, y los montos de renta a cancelar.

La documentación del arrendatario tiene gran importancia.

Antes de realizar el acuerdo de arriendo de la propiedad, se recomienda solicitar al arrendatario sus antecedentes comerciales, tales como: liquidaciones de sueldo, avales, o declaraciones de impuestos.

Las garantías extras no están de más.

Una manera de protegerse contra posibles deudas en el futuro, es exigir el pago de varias mensualidades por adelantado. De igual manera, se puede incluir en el contrato una cláusula que se refiera a la cobertura por daños al inmobiliario.

Si se llegasen a presentar inconvenientes con los arrendadores, lo más recomendable es conversar al respecto, para determinar si fue un hecho puntual que se puede resolver al momento, o si por el contrario, fue una acción intencional que pudiese perjudicarle como dueño de la propiedad. Como última instancia, se pueden tomar acciones legales sin dejar que el tiempo pase, ya que usualmente son procesos que se demoran, por lo tanto, el arrendador no alcanzaría a percibir la renta de ese lapso.

Siguiendo esta serie de consejos al momento de arrendar tu propiedad no deberías tener mayores inconvenientes, y podrías estar más tranquilo al momento de dejar tu propiedad en manos de otra persona.

Diseño Web - Posicionamiento Web